Navegar Exposiciones (2 total)

Compañia Argentina del Sud

argensudf024.jpg

La Compañía Argentina del Sud, o “Argensud”, como se la conoce, fue fundada el 1 de noviembre de 1919 y funcionaba en el predio donde hoy se encuentra el Gimnasio Municipal, propiedad de los hermanos Müller. Luego, éstos, compran en 1939 a Watson y Gordoniz el edificio para utilizarlo como local de ventas.
En esa fecha se inaugura el “Argensud” –Compañía Argentina del Sud-, una casa de comercio de ramos generales, propiedad de los hermanos German y Hans Müller, dedicada a la importación y exportación de lana y otros insumos que llegaban por barco una vez al mes.
En ese entonces, la compañía también se dedicaba a la representación de agencias internacionales de navegación y otorgamientos de crédito. Esta empresa instaló sucursales en Puerto San Julián, Puerto Deseado, Río Gallegos y Colonia Las Heras, y más tarde, otras sucursales en Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn (Chubut) y en Jaramillo (Santa Cruz).
El edificio está situado sobre la calle Zevallos entre Av. San Martín y Mitre. Actualmente es propiedad del Club Atlético San Julián.

, , ,

Testimonios Orales

arbilla.jpg

La región sur patagónica presenta un entramado social particular, ya que en las primeras décadas del siglo XX, recibió distintas inmigraciones- galesas, inglesas, españolas  e italianas, más tarde de los países más pobres de Europa - polacos, búlgaros, lituanos, yugoslavos, ucranianos y árabes que fueron llegando y sumándose a la comunidad, y desde fines del siglo XX recibe una creciente inmigración boliviana y paraguaya que trabaja en el petróleo y en las minas. Guarda una historia conflictiva, atravesada por procesos de dominación y resistencia, de genocidios y de luchas sindicales, que los medios tanto nacionales como locales, silenciaron, y que comenzaron a ser recuperados hace unas décadas por quienes se comprometieron a comenzar a generar una política de la justa memoria.  El nexo entre historia y memoria ocupa un lugar preponderante en los últimos años en función de los ejes centrales desde los cuales se ha articulado la recuperación de la subjetividad, es decir, la valoración del punto de vista de los sujetos y su consideración de los sectores populares en tanto agentes de los procesos históricos, y la concepción de la historia en tanto discurso o narratividad. Es decir, que la recuperación de la subjetividad supone la fragmentación de discursos totalizadores y la construcción de interpretaciones contrahegemónicas tanto en el plano político como en el plano cultural.